2021…El comienzo de la transición a la era de acuario

Desde los años setenta se ha hablado mucho de la Era de Acuario, y existen varias teorías sobre cuál es su fecha de inicio. Pero hasta ahora nadie supo nunca argumentar con la suficiente precisión y credibilidad cuándo se produce el cambio de Era exactamente. Investigando, investigado… un día la bombilla se iluminó. ¡Y aquí lo tenéis! Y es que un hecho astrológico solo pude explicarse con argumentos astrológicos.

Como ocurre con todos los cambios de Era, existe una etapa de transición entre la Era de Piscis y la Era de Acuario, exactamente de 180 años de duración. Esta fase de transición comienza entre finales del 2020 y principios de 2021, y se extiende hasta el año 2200. Ya estamos muy cerca, y ya se vislumbran claros indicios de que, en muchos aspectos, no podemos seguir por el mismo camino en este mundo que cada día enloquece más.

¿Qué es una Era Astral?

(Texto extraído de “Jesús es Leo”)

Desde el principio de los tiempos el ser humano ya mostraba inquietud y curiosidad por la majestuosidad del firmamento nocturno, sus elementos celestes y el movimiento cíclico de los mismos; y desde tiempos inmemoriales ya se conocía la existencia de las Eras o Edades Astrales. Para definir lo que es una Era tenemos que explicar primero el fenómeno astronómico denominado precesión de los equinoccios, descubrimiento que aparece unos ciento cincuenta años antes de Cristo, otorgado al astrónomo griego Hiparco de Nicea.

Todos los años, en el equinoccio de primavera, cuando el Sol alcanza los 0º de Aries, lo hace con una media de seis horas de retraso. Esta es la razón por la cual cada cuatro años, para cuadrar el calendario, tenemos que añadir un día más. No vamos a extendernos con explicaciones meramente astronómicas, pero la cuestión es que todos los años, en el equinoccio de primavera, el eje proyectado de la Tierra sitúa el punto vernal [0º de Aries] 50,29’’ de arco antes que el año anterior; produciéndose la susodicha precesión de los equinoccios. Este lento movimiento de precesión avanza por el Zodiaco en sentido retrógrado, el contrario a las agujas de un reloj. Son necesarios 71,6 años para recorrer un grado de arco; por consiguiente, se requieren 2.148 años para completar un signo del Zodiaco [30º]. En consecuencia, cada 2.148 años el equinoccio de primavera, en su movimiento de precesión, cambia de signo, señalando el inicio de una Nueva Era. Si continuamos haciendo cálculos, doce Eras de 2.148 años suponen 25.776 años para dar una vuelta entera al Zodiaco, y completar así un Año Platónico. Siempre que da comienzo una Era hay un tiempo de transición de la Era saliente a la Era entrante. Este período de transición queda reflejado, señalado y ubicado en los cielos con una serie de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno que se producen en el mismo signo del Zodiaco al que apunta el eje de la Tierra en el equinoccio de primavera.

En tiempos de Jesucristo saltamos de la Era de Aries a la Era de Piscis; y el análisis de estas cuatro conjunciones Júpiter-Saturno nos sitúan en el tiempo la transición de una Era a otra. Un cambio de Era supone un giro radical en las energías del planeta. De buenas a primeras, el planeta abandona la vibración imperante y dominante durante los 2.148 años anteriores y empieza a vibrar de otra manera. Obviamente, la adaptación para la Humanidad de una Era a otra lleva su tiempo. Como en todos los cambios de ciclo es necesario un periodo de transición, una fase de duelo del ciclo que muere y de paralela adaptación al nuevo ciclo que empieza. Por ejemplo, un ciclo lunar de 28 días tiene unos 2,5 días de transición; un ciclo de Saturno de 28 años tiene unos 2,5 años de transición, y una Era de 2.148 años tiene unos 180 años de transición; siempre la doceava parte. Son esta serie de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno en Piscis las que sitúan en el tiempo estos 180 años de transición. En el año 126 a. C., la conjunción de Júpiter y Saturno se forma en los últimos grados del signo de Acuario; y curiosamente, los dos planetas juntos, de la mano, cruzan al signo de Piscis. En el año 66 a. C. la conjunción se produce de nuevo en Piscis de forma íntegra; en el 7 a. C. ocurre lo mismo, y en el año 54 d. C. Júpiter y Saturno conjuntan en los últimos grados de Piscis y de nuevo cruzan juntos al signo de Aries. Esta serie de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno en Piscis se da cada 720 años más o menos. Es decir, en una Era de 2.148 años tenemos cuatro series de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno en Piscis; solo que la última, la cuarta, que se produce en los albores de una Nueva Era, ya no es en Piscis. Curiosamente, esta última serie se sitúa en el vecino signo de Acuario, comenzando aquí otra serie de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno en Acuario; también durante un espacio de tiempo de ciento ochenta años. Estas cuatro conjunciones Júpiter-Saturno en Acuario señalan la transición a la famosa Era de Acuario; a la par que el equinoccio de primavera deja de apuntar a Piscis y empieza a apuntar a Acuario. A finales de 2020 y principios de 2021, Júpiter y Saturno conjuntan en los primeros grados de Acuario. En el 2080 vuelven a conjuntar en Acuario, de la misma manera que lo hacen a finales de 2139 y principios de 2140; y entre finales de 2199 y principios de 2200, Júpiter y Saturno conjuntan en los últimos grados de Acuario y cruzan juntos a Piscis. Si observamos las cifras, de la primera conjunción en Piscis [126 a. C.] a la primera en Acuario [2020], hay exactamente 2.146 años. Lo mismo ocurre con la segunda de Piscis y la segunda de Acuario. Y así sucesivamente con la tercera y la cuarta. Si continuamos buscando estas series de cuatro conjunciones Júpiter-Saturno, podremos deducir de la misma manera las fechas exactas de todas las fases de transición de todas y cada una de las Eras astrales futuras.

En consecuencia, la transición a la Era de Acuario se extiende desde principios de 2021 hasta el año 2200. Sea lo que sea lo que pueda pasar, estamos a las puertas de una etapa fascinante y trascendente de la Historia de nuestro planeta. Todos nosotros la vamos a vivir, y os aseguro que muchas cosas no van a seguir igual.

Si el comienzo de una Nueva Era es un hecho notablemente singular por la cantidad de tiempo que dura, no se debe pasar por alto un detalle en el que muy pocos han caído: Con el inicio de la Era que está ya muy cerca de tocar a su fin -la Era de Piscis- no solo comienza una Era, sino que también da inicio de un Año Platónico. Puesto que el cambio de Era se produce con movimiento retrógrado, de Aries a Piscis; y como Piscis es el último signo de la rueda del Zodiaco, y Aries el primero; cuando el equinoccio de primavera señala este salto de Aries a Piscis, apunta también a un nuevo ciclo de doce Eras; o lo que es lo mismo, al comienzo de un Año Platónico de 25.776 años.

Por esta cuestión, para hacernos una idea de lo que puede suceder en la Era de Acuario, es esencial analizar primero las características de la Era de Piscis, y siempre teniendo en cuenta que con ella comenzó un nuevo ciclo de doce Eras. Como ocurría cuando íbamos al colegio, no conviene pasar de curso sin haber aprobado el curso anterior; así que, como Humanidad, difícilmente entraremos de pie en la Era de Acuario si aún no supimos entender, asimilar e integrar la esencia de la Era anterior.

 

En la obra “Jesús en Leo” podéis encontrar mucha información sobre este tema, y en este mismo blog irán apareciendo más contenidos al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s